El Tigre Rosarino Imprimir
Dorados
Escrito por Edu Bechtold   
Lunes, 23 de Octubre de 2006 18:25

"Ya esta todo arreglado, que tenes que hacer mañana!?!? Nos vamos   a pescar...". No falto mas que eso para convencerme de salir rumbo a Rosario en busca de mi primer Dorado con Mosca

dorado saltarin

En la vida de un trabajador de oficina hay pocas cosas mas lindas que un viernes por la tarde... El día estaba lindo, disfrutaba de mi café y trataba de terminar mi trabajo lo antes posible para poder partir puntualmente a las seis rumbo a mi casa. Pero esa tranquilidad se vio truncada. De repente un grupo de mensajes empezaron a aparecer en mi ordenador. Eran de Nikito...

-Ya esta todo arreglado, que tenes que hacer mañana!?!? Nos vamos a pescar...

-A donde???

-Rosario.. Dorados con mosca!!!

Lo que siguió a esa conversación fueron un sinnúmero de detalles, llamas telefónicas, reestructuración de compromisos... y alguna que otra negociación de permisos (con las patronas claro esta)

Yo???, pescar dorados, que idea loca... ni siquiera tengo moscas!!! si hubiese sabido me ponía a atar... pero como voy a atar si salimos a las 2am y después hay que volver manejando!! Tengo que dormir…Por mas de que traté, no pegue un ojo pensando en los dorados, me hubiese puesto a atar!!

Puntualmente a las 2am estaba Nikito esperándome en la puerta. Salimos rumbo a Rosario, allí nos esperaría Bruno, cargaríamos nafta y nos iríamos al embarcadero. No sin antes pasar por lo de Mauri, que lamentablemente no nos podia acompañar en esta pero nos banco las moscas!!! Andinos Deceivers y Muflonas, gatos 1/0 en colores chartreuse y lomo negro son los que mas rinden...

A eso de las 6 am ya estábamos cargando los bártulos en la lancha... el sol empezaba a salir y el espectáculo era inolvidable...

Amanecer en el Rio

El rió se despertaba en una mañana soleada, teníamos un trecho por recorrer en lancha, asique atacamos a las facturitas y Nikito se puso a preparar unos mates...

 

Después de una hora de recorrido, el embarcadero había quedado atrás, admiramos el sol en el puente, pasamos las cerealeras... y nos internamos en los callejoncitos que marcan los arroyos.

El sol despierta en el puente
 

El lugar es hermoso, vegetación bordeando el río... navegando por la mañana, rumbo a un día de pesca, que mas se puede pedir! (se me ocurren unas pocas cosas, pero bueh)

Llegamos a "El Timbo Blanco", paramos un poco antes para armar los equipos y no hacer ruido innecesario en el lugar de pesca. Bajamos a tierra y empezamos a probar casteando a las correderas de ese arroyo. El primer dorado no se hizo desear, prendido a la otra punta de la caña de Nikito emprendió un salto, nos mostró su esplendor... y nos escupió la mosca en la cara. Y bue, así es la pesca...

Seguimos casteando en ese arroyo pero el ir y venir de los botes hacían muy difícil la pesca...

De vuelta a la lancha.. Navegamos un poco mas rumo al "Reventon del Colorado" y Bruno percibió las primeras señales de actividad... - ahí, saltó uno, y era lindo!! probemos acá...

Bajamos a la costa y comenzamos a castear... Nikito clavo otro mas, esta vez concreto el acto y después de algunos saltos increíbles se lo pudo arrimar a la costa... fotito y al agua!

 

Bruno estaba clavando otros cuando luego de unos casts.. llegó el turno de lo que seria mi primer dorado con mosca, algún animalito suicida que se confundió y tomo mi mosca andino, lomito negro-panza chartreuse.. unos saltos espectaculares... fotito y al agua patos!

De ahí en mas comenzó un espectáculo del cual teníamos primera fila... cardúmenes de mojarras rodeadas por dorados buscaban escapar desesperadamente, como el agua no era seguro optaban por saltar fuera del él con la leve esperanza de evadir las mandíbulas doradas... huían mientras los dorados las perseguían, las emboscaban y las devoraban... el "tigre de los ríos" estaba presente entre nosotros y verlo cazar era un espectáculo que va ser muy difícil que me pueda olvidar.

 

Edu y su dorado
 

Subimos a la lancha y hicimos varios casts mientras Nikito pescaba desde la costa... Que lindo momento: todos sacábamos dorados...

Bruno
 

Alguna manchita negra tenia que aparecer... no falto algún que otro "pescador" (aunque no se merezca el titulo) que iba y venia con la lancha a todo lo que da, no respetando a aquellos que eran sus pares. Un par de vueltas y ya no se veían dorados por ningún lado.

Se corto la pesca, asique decidimos ir en busca de un poco de sombra para comer algo y nos fuimos para "Los Toros".

Compartir unos vinitos, entablar algunas charlas, intercambiar algunas moscas es otra de las cosas maravillosas que nos brinda este deporte....

La tarde se hizo presente y remontar fuerzas después del almuerzo fue todo un desafió... la siesta le gano a uno...

El sol seguía pegando y en el bote se nota mas que nunca(no olvide llevar bronceador)... hicimos un par de pruebitas mas por el arroyo Arpemo.. Bruno clavo otro dorado más en un remanzo.

Fue cayendo la tarde y pude sacar mi ultimo dorado en "el Fogonazo"... hicimos un par de pruebas mas pero la hora y la distancia que quedaba por recorrer hacia el embarcadero nos hizo volver.

La caída del sol convirtió a todo en un gran show, los paisajes eran dignos de un cuadro.

Atardecer
 

El cielo se convirtió en dorado... el mismo dorado de esos saltos, el dorado de los "tigres" que nos estarán esperando hasta la próxima en aquel arroyo…

 

 

 

    Eduardo Bechtold

    Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla  

 

Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Última actualización el Martes, 01 de Septiembre de 2009 16:00