Por el Río Gallegos Imprimir
Truchas
Escrito por Nicolas Pirsztuk   
Sábado, 07 de Abril de 2007 00:55

Bueno gente finalmente me siento a escribir unas líneas de nuestro mini viaje a la zona del Rio Gallegos antes que pierda en mi nebulosa mente mas detalles.

Llegamos al aeropuerto de RGL donde ya el Gaita nos estaría esperando. Después de acomodar los bártulos en su casa salimos rápidamente para pescar un rato de esa tarde. El lugar resulto ser un paraje llamado “Los Canillitas” , donde pescamos toda la tarde. Se obtuvieron solo marrones residentes cercanas a los 400gr pero fueron suficiente para calmar la ansiedad prevalecente en el grupo.

Los Canillitas

Nuestro siguiente viaje sería un campamento de 3 días en el famoso Puente Blanco. Un campamento en donde no faltaría nada, reparados del viento, con agua, ducha y a pocos metros del río. Hacia allá partimos el lunes tempranito después de unos buenos mates.  Una vez recorridos los 180km de polvo y ripio que nos separan de Río Gallegos llegamos, hicimos campamento y a pescar....

El primer lugar que nos recomienda el Gaita es una curva del Río Penitente que antaño le diera al Chino (mi viejo) su primera Plateada. Nos ubicó a cada uno en un lugar estratégico del curvón y nos indicó como pescar, no paso mucho tiempo en ver los primeros resultados. Mientras que yo con una Ted Stone pude cobrar 4 marroncitas de entre kilo y kilo y medio ellos se la pasaban tratando de tentar a un plateadito que habian visto lomear por ahí.

Trucha 

Mañana nos tocaría un lugar llamado “La Pesquería” . Imaginen la cantidad de cosas que me pasaban por la cabeza pensando en pescar un lugar con ese nombre.

La Pesquería 

A la mañana siguiente rumbeamos para "La Pesquería", que no es otra cosa que un inmenso curvon en el cual hay que llegar si o si a la orilla de enfrente dado que es ahí donde “transitan” las plateadas. Dividimos el curvón y a vadear!

La forma de pescar los pozones me resulto muy particular: Se tira enfrente, se caminan, se tira, se camina y cuando terminas el pozon volves a empezar. Esto permite un rastrillaje exhaustivo del pozon. A eso de las 14.30 el Gaita clava un plateado que calculamos que tendría 3.5k, pelea, foto  y al agua...  

Plateada 

Después me toca a mi, tiron, cabezazo y corrida para abajo, es un plateado grita el Gaita!.

A eso de las 18hs salimos del agua para poder salir con luz del campo. La primera etapa de la tarde termino en Gaita:1, Nico:1 y Chino:0, pero como bien dije esa fue la primer etapa ya que faltaría la segunda etapa, la cual titulare The Chinesse Revenge.

Gaita 

Una vez llegados al campamento, dispuestos a tomar unos buenos mates con galletitas notamos que el chino no se había sacado los waters. Ni bien la Ford F-100 V8 detuvo el motor, el chino salió disparado hacia el agua sin rumbo alguno al grito de: –Me voy a pescar un rato mas-

Mate va, mate biene y el Chino no venía. Nos empezamos a preocupar y en eso se lo empieza a ver en contraste tras uno de esos atardeceres que solo por aquellos lares se ven. A la vuelta, nos conto que saco una plateada de aprox 4.5kg. Una vez mas, el Chino se salió con las suyas y nos hizo entender el porque de “El chino sabe por chino, pero mas sabe por viejo”

Esa noche el Gaita hizo una de sus delicias a la parrilla, cordero y ensalada “a la gaita”.

Todos dormimos tranquilos esa noche sabiendo lo que es tener un plateado “pinchado” en la punta de la línea

Ultimo día de campamento, hoy nos esperaba el Río Rubens por la mañana y por la tarde el famoso Puesto del Diablo sobre el Gallegos Chico. Vadeamos y pescamos algunas residentes en los principales pozones del Rubens pero no tuvimos la suerte de poder pinchar ningún plateado, la mañana se sucedió sin noticia y por la tarde partimos al Diablo.

Puesto del Diablo se encuentra a 120km de Rio Gallegos, primero por ripio y después por una huella. A esta altura el Gallegos Chico se transforma en un sin fin de curvas y contra curvas, formando en cada una de ellas pozones donde se encuentran las esquivas marrones .

Gallegos Chico 

Esta vez me toco caminar el rio aguas arriba mientras que el Gaita y el Chino se iban aguas abajo...(que buena decisión la de ellos).

Empecé pescando con una soft hackles bead head, después cambie a una Elk Caddis, y así una sucesión de moscas una tras otra y finalmente con una Ted Stone pinché la que seria mi única marrón del Gallegos Chico.

Marron del Chico 

Ultimas horas de luz y ya era tiempo de empezar a caminar hacia la camioneta. Masticando amargura y pensando el porque de tal comportamiento de las truchas en este río me encuentro con la agradable sorpresa que el Gaita y el Chino se habían cansado de sacar truchas con una Chernobil!!! Por Dios como se puede pescar tanto con una mosca tan horrible!! .

Mosca 

La vuelta fueron 120km de gastadas, chistes y demases que para mi fueron 500km.

Nuestro próximo objetivo seria el Rico Chico Sur, donde las truchas eran mas ariscas aun que en el Diablo, pero también mas grandes. Fue una tarde hermosa, pero sin capturas para mi. El Chino y el Gaita cobraron algunas pero no de gran tamaño.

Todavía le quedaban al viaje algunas sorpresas y a por ellas partimos una tarde hacia una “laguna” del Río Gallegos. Dejamos la chata y después de caminar un par de km llegamos a lo que es un brazo del Gallegos que se nutre de sus crecientes y cuando el Gallegos baja su caudal, queda cortado y aislado del mismo. En este lugar viví unos de mis mejores momentos de pesca recordados, pescamos frente a mangas de lluvia, frente a un arco iris cambiante de posición y lo mejor de todo fue el porrazo que se pego el Gaita después de clavar un truchón muy lindo. Espectacularmente clavo, y al retroceder tropezó con una mata de yuyos que había tras de èl, pero no dejo de mantener la tensión en la línea lo que permitió poder arrimar al pez!!!!

 

El ultimo de los rios a conocer seria el Pelque con sus Fontis. En este lugar se puede decir que la suerte me favoreció. Pescamos Fontis en “Cajones” de máximo 1metro x 2 metros de largo, era increíble presentar bien la mosca hacer 2 tirones y ver como un rajo rojo anaranjado salía de entre las algas para tomar la mosca.

Fueron un sinfín de capturas algunas bastante grandecitas.

 

Esa tarde dimos por terminada nuestro mini viaje a la zona de Rio Gallegos no si antes comernos una tarta gallega hecha por la expertas manos del Gaita.


Agradecimiento miles: Al Gaita por hacer realidad este viaje, a mi viejo por ser mi compañero incondicional de pesca, a Naty, a Pelito, a la Gallega, a Murmullo y al Cabezón por hacernos sentir como en casa, a el Sr.Buso que nos presto la parrilla y la ducha, y muy por sobre todo a Dios, por haber creado este paraíso que se llama Santa Cruz con sus atardeceres y lugares alucinantes.


Hasta la proxima...

NicoNico 


Fotos del Gaita y Nico Pirsztuk.

 

Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Última actualización el Martes, 01 de Septiembre de 2009 16:44