ConMosca.com.ar

 
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Magazine Digital Mosquero

Ya esta publicado el nro 43 del Magazine Digital Mosquero. Para descargarlo, vea la seccion Links o haga click aqui

 

Dorados

Toda la info de la pesca del Dorado

 

Truchas

Todo sobre la pesca de truchas

 

Tarariras

Todo sobre la pesca de tarariras

 

Otras Pescas

Otras especies para pescar con mosca
Sombras del Barroso Imprimir
Truchas
Escrito por Juanito y Quique   
Domingo, 06 de Mayo de 2007 10:57

Fuimos con el Duende a buscar nuevamente las fontis de Pampa de Achala, he aquí nuestro relato y nuestro deseo de conservar este paraiso único.

Pampa de Achala es uno de esos lugares que no se pueden terminar de describir con palabras, aún acompañándolas con fotos la descripción no puede ser completa, a este paraíso hay que vivirlo, hay que sentirlo, hay que recorrerlo, Pampa de Achala es una experiencia única. Hace dos años era el lugar que más frecuentábamos con Quique, pero por una u otra cosa no habíamos vuelto, y para nosotros volver a caminar esta pampa, volver a pescar sus arroyos, volver a experimentar Achala era y es algo especial.

paisaje

Llegar al arroyo es bastante complicado, hay que caminar 9 kilómetros campo traviesa, no hay caminos, no hay senderos, solo pastos altos, que dificultan mucho el andar, rocas y un pequeño arroyo alimentado de vertientes. El silencio solo se rompe con el ruido de nuestros pasos y nuestra respiración que a 2300 metros sobre el nivel del mar se torna algo más que agitada.

pasto alto

Al poco tiempo de estar caminando una pareja de cóndores planeaba sobre nuestras cabezas y no pudimos más que detenernos a admirarlos, pero el camino es largo y las ganas de estar pescando nos hacen continuar y abandonar el espectáculo.
Al llegar y acercarnos al arroyo una fonti de buen tamaño sale como un tiro a ocultarse entre un manchón de algas, así se anunciaba un buen día de pesca. Las fontis de Achala son pequeñas, rara vez pasan los 40cm, pero su belleza no tiene igual.
Tanto Quique como yo armamos equipos #3 con línea de flote, lider corto y tippet 5x, las moscas iban a ir variando a lo largo del día.

el rio

El arroyo tiene el agua turbia, en general es poco profundo y el agua corre muy lenta. La pesca en si no es muy complicada desde el punto de vista de la técnica, tiramos pequeñas ninfas río abajo y las traemos con tirones variables, lo que es difícil es poner la mosca en el lugar justo, el arroyo es muy fino, en general tiene entre 2 y 3 metros de ancho, las costas están tapadas de pastos altos o están formadas por barrancas de tierra. Las fontis suelen estar pegadas a estas costas, en las sombras que proveen los pastos o la barranca. También es común encontrar algunos desniveles en el fondo que forman pequeños canales oscuros de unos 40cm de ancho, con lo cual poner la mosca bien cerca de la costa implica varios enganches y tratar de meter la mosca en un canalcito de 40cm se torna complicado pero es bien pagado cuando lo logramos.
Ni bien empezamos a pescar, pegado a la costa, veo una fonti de buen tamaño que recorría la costa nadando a media agua, ubico la mosca a medio metro delante de ella, pareció no llamarle la atención, cuando siguió acercándose moví la mosca y rápidamente se acerco a tomarla, era un macho hermoso que dio una buena pelea y fue la primera satisfacción del día.

primer macho

Unos metros más abajo se forma una gran hoya, el lugar parece una cantera, no se que profundidad tiene porque el fondo no se ve, pero en nuestros viajes anteriores nunca nos dio buenos resultados, pero esta vez esto iba a cambiar. Contra un costado veo una tomada, hago un roll largo y la mosca cae justa, inmediatamente la trucha la toma y esta vez una hembra mediana era fotografiada.

fonti

Yo estaba pescando la costa derecha de la cantera y Quique la izquierda, una sucesión de pequeñas fontis fue cortada por un violento pique que le arqueaba la caña a Quique, la trucha buscaba refugio en las algas y cuando lograba sacarla, trataba de lograr profundidad pero finalmente pudo arrimarla, esta iba a ser la más grande del día.

quique

Un par de minutos después, lanzando hacia la costa de enfrente de la cantera otra fonti de buen tamaño delataba la tomada en la superficie un segundo después de haber caido la mosca, clavé rápido y comenzó a correr de un lado a otro, cabeceaba fuerte pero el tippet 5x resistía sin problemas y me permitió prepearla como para poder sacarla rápido, pero sería la última de este lugar.

juanito

Continuamos pescando río abajo, en cada lugar se daban varias fontis pero todas chicas y alguna medianita, logramos sacar unas cuantas a trucha vista lo que hace más divertida la pesca, aunque sean pequeñas el hecho de poner la mosca en un lugar muy reducido y ver como las truchas se mueven para tomarla es increíble y me llenan de satisfacción.

fonti

macho

Caía la tarde y la vuelta es larga, emprendimos la retirada, el cansancio acumulado en todo el día torna cada vez más pesados a nuestros pies pero regresamos felices de haber vuelto, de haber hecho una muy buena pesca y de haber experimentado Achala con un amigo.

 

juanito Juanito
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla





                                  
Como ya lo dijo mi amigo Juan no existen palabras capaces de abarcar o describir la luz, los misterios y la esencia que encierra Pampa de Achala.
Decididamente  es una experiencia para vivir más que relatar, ya que no se puede sentir el asombro de caminar por uno de los últimos lugares vírgenes del país viendo solo algunas fotografías del lugar.

paisaje

Sin embargo éste es el único medio del que disponemos para acercarles aunque más no sea un rinconcito de éste cautivante paisaje.
Aún estaba recostado en mi cama cuando un mensaje hizo despertar a mi celular;  el texto decía simplemente “vamos a redescubrir Achala”. De éste modo Juan me hacía comenzar el día…con algunas reflexiones dando vueltas en mi cabeza y en la mochila, que no tardó mucho tiempo más en treparse sobre mis hombros.
Generalmente he visto la misma actitud en muchos “avezados”  mosqueros cordobeses cada vez que se refieren a Pampa de Achala. Es una actitud que en ocasiones raya el desdén, ya que no concurren a pescar aquí debido a que los portes de los peces no son los más buscados. Inclusive tildan a la Fontinalis cordobesa como poco agresiva y en extremo fácil de pescar….nada más errado que tales afirmaciones. A la Fonti de Achala “hay que pescarla”.

quique

Realmente no conozco otro salmónido cuyo comportamiento sea tan errático e impredecible como el de éstas fontis.
Ya he comentado en una nota anterior como hay días en los que volvemos sin un pique, cuando el fin de semana anterior en el mismo lugar, en el tiempo que demoro en cambiar la mosca mi compañero devuelve al agua varios peces. Créame que esto es literalmente así.
Así es que con incertidumbre y mucha ansiedad a las 8.30 hs. del martes primero de Mayo volvimos a sentir bajo nuestros pies el quedo traquetear del motor diesel de un colectivo que a duras penas trepaba por el camino de las Altas Cumbres.
Volver a respirar el aire nacido directamente de éstos cerros ya paga el precio del esfuerzo que nos espera al bajar del micro, ya que para llegar al arroyo elegido hay que caminar nada menos que nueve kilómetros. No es una distancia corta ni tampoco fácil de recorrer ya que al sendero prácticamente hay que fabricarlo caminando entre un océano de pastizales y hierbas cuya altura sobrepasa con mucho la de nuestros hombros.
En ocasiones los pastos se abren para mostrarnos una quebrada o un cañadón que solo conocen los cóndores y pumas que habitan la región.
Después de un par de horas de caminata finalmente un ignoto arroyo de nombre: Barroso, debido al color té de sus aguas, se interpone a nuestro avance. El sitio de pesca se encuentra todavía un par de kilómetros más abajo, pero una sombra que cruza rápidamente a refugiarse entre las plantas acuáticas altera el delicado equilibro existente entre un pescador y una caña enfundada.
El equilibrio se termina de quebrar cuando una segunda sombra más grande aún huye debajo de los pies de Juan.

La jornada ha comenzado y es una fiesta.

Una fiesta que es seguida de muy cerca por una pareja de cóndores que planean a escasos veinte metros de altura por sobre nuestras cabezas. Imposible dejar de mirar hacia arriba…sublime…majestuoso.

quique

Por lo demás, la jornada, ya fue muy bien relatada por Juanito.
Solo caben algunas reflexiones más….es en éstos momentos, cuando el silencio es roto solo por el murmullo de los plumerillos que el viento acaricia cuando de verdad valoramos en toda su dimensión la presencia del amigo, del ser querido que desde hace muchos kilómetros atrás va abriendo el camino a la par de uno.

quique pescando

Y al desandar los nueve kilómetros de vuelta hacia la ruta no queda más que volverse a contemplar la caída del sol en éste paisaje otoñal el cual permite sólo una expresión:
Argentina, mi tierra…suelo bendito.

 

quique El Duende.

  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Última actualización el Martes, 01 de Septiembre de 2009 16:48
 

Acceso a Usuarios


ConMosca.com.ar